Farmacia Online
Isoflavonas

Isoflavonas: Pará que sirve, Beneficios y propiedades

Los diferentes elementos presentes en las plantas pueden afectar considerablemente la salud, tanto de manera positiva como negativa. De ahí la importancia de conocerlas a fondo. Entre estos elementos encontramos las isoflavonas.

En este artículo vamos a desarrollar qué son, cuáles son los beneficios que ofrecen, así como los riesgos de su consumo, si es que los hay.

¿Qué son las isoflavonas?

Las isoflavonas son sustancias presentes en una gran cantidad de cereales, frutas y verduras. De hecho, las isoflavonas se pueden encontrar en cantidades elevadas en las legumbres, siendo la soja la más concentrada en este compuesto. 

Hablando en términos químicos, las isoflavonas son polifenoles. Algunos de ellos, tanto en su estructura como comportamiento, son similares al estrógeno, pero hay que tener en cuenta que estos solo son similares, y su efecto es muy diferente.

Propiedades de las isoflavonas

Las isoflavonas presentan una serie de propiedades:

  • Antioxidantes. Es uno de sus puntos fuertes y se debe fundamentalmente a la genisteína, daidzeína y la naringenina.
  • Antiinflamatorias. Debido a la daidzeína.
  • Anticancerígena. Gracias a la biocanina A, se le atribuye la capacidad de prevenir la aparición de las células cancerígenas.
  • Reguladoras. Por el consumo de la aglicona, una de las isoflavonas más conocidas, se puede mantener en buena condición del funcionamiento del sistema cardiovascular, porque regula la cantidad de colesterol en el cuerpo.

Beneficios de las isoflavonas

Son muchos los beneficios que aportan al organismo las isoflavonas. Es por eso que diferentes nutricionistas recomiendan su ingesta. Entres sus beneficios podemos destacar los siguientes:

Mejoran la estructura ósea

La condición en la que se encuentran los huesos influye mucho en la salud, porque son los que ayudan a sostener el cuerpo. Es por eso que siempre se deben usar alimentos que permitan fortalecerlos. Por ello, son ideales, tal como lo revela el estudio Isoflavonas y salud ósea.

En este estudio se determinó que la ingesta de isoflavonas reduce la pérdida ósea, así como los problemas que esto genera, como la osteoporosis y el riesgo de sufrir fracturas.

Reducen los síntomas de la menopausia

La menopausia, etapa conocida también como síndrome climatérico, viene acompañada de diferentes síntomas. Estos pueden ser de gran intensidad, sobre todo al principio. Entre ellos destacan la alteración emocional, depresión o ansiedad, sofocos, alteraciones del sueño, y muchos más.

Pero, gracias al consumo de isoflavonas de manera regular, estos efectos se pueden disminuir en gran medida.

Protegen el sistema cardiovascular

A través de investigadores de la prestigiosa Escuela de Medicina de Harvard, junto con el Hospital Brigham and Women’s, se llevó a cabo un estudio para determinar el efecto de las isoflavonas en la salud cardiovascular. Se realizó en personas que comían tofu con frecuencia, debido al alto contenido de isoflavonas y los resultados fueron muy buenos.

Se determinó que quienes consumen isoflavonas, al menos una vez a la semana, reducen los riesgos de alteraciones cardiacas casi en 20%. Quienes lo hacían una vez al mes disminuían el riesgo en poco más del 10%. 

Como detalle adicional, el autor principal del estudio señaló que la dieta que se sigue en muchos países asiáticos, que incluye más cantidad de isoflavonas, guarda relación con la baja tasa de enfermedades del corazón.

Mejoran la condición de la piel

El paso del tiempo afecta considerablemente todo el cuerpo, y es algo que no podemos evitar. Pero, sí hay diferentes maneras de ralentizar ese proceso natural, y una de ellas es el uso y consumo de isoflavonas. Para lograrlo con éxito solo hay que obtener una de las muchas cremas que lo contengan.

La clave de este uso es la estimulación en la producción de elementos muy necesarios en la estructura cutánea , como la elastina y el colágeno, que contribuyen a la apariencia juvenil de la piel. 

Favorecen la salud en general

Gracias a los muchos minerales que poseen, las isoflavonas aportan elementos necesarios para el correcto funcionamiento del cuerpo. Esto a su vez permite disfrutar de buena salud en todo momento.

¿Para qué sirven las isoflavonas?

Debido a todos los beneficios que produce, las isoflavonas se pueden conseguir en diferentes presentaciones. La mejor de todas es en los alimentos, los cuales, por ser naturales, ofrecen una mayor seguridad al ingerirlos. También es posible conseguir suplementos alimenticios en combinación con otros elementos, por ejemplo, calcio.

Estos se usan para tratar síntomas de la menopausia, eliminar los efectos del paso del tiempo en la piel y prevenir problemas cardíacos, entre otros.

Riesgos y contraindicaciones de las isoflavonas

Lo primero que debemos señalar es que el consumo de las isoflavonas es seguro para el cuerpo humano, tanto para hombres como para mujeres. 

La idea de que la ingesta de isoflavonas aumenta las probabilidades de padecer cáncer es solo un mito. De hecho, reducen esa posibilidad. Con todo esto, sí que hay algunas personas que deben evitar el consumo de estas isoflavonas:

  • Alérgicos. Si la persona es alérgica a alguno de sus componentes, entonces debe evitar su consumo para reducir riesgos.
  • Personas con hipotiroidismo. Podría alterar aún más su condición física.
  • Personas con cáncer de mama. Esto se debe a que, por lo general, afectan el desempeño de los medicamentos que se usan para esta enfermedad.

La recomendación final es que, si las circunstancias así lo permiten, se incluyan siempre en la dieta las isoflavonas.

5/5 - (1 voto)

Licenciado en Farmacia por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Toledo y la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha: nº 1793. Diplomado en nutrición humana y dietética. Técnico ortopédico. Especialista en nutrición deportiva.