Protégete del sol al mejor precio VER SOLARES ☀️

Antidiarreicos

Los antidiarreicos son fármacos formulados para reducir la diarrea y aliviar los síntomas. En farmacia Angulo te ofrecemos los antidiarreicos más efectivos para cortar la diarrea rápido. Te invitamos a mirar las opciones en el siguiente catálogo.

¿Por qué comprar antidiarreicos?

La diarrea es un problema frecuente tanto de adultos como niños. El tránsito intestinal fecal se hace abundante, con mucha frecuencia y con poca consistencia, lo que causa deshidratación y afecta las actividades cotidianas. De allí que es necesario comprar tratamientos que contribuyan al establecimiento de los procesos de secreción y absorción.

Los antidiarreicos normalizan el equilibrio hidrosalino y permiten que el paciente pueda retomar su salud intestinal. Es importante destacar que este tipo de medicamentos se pueden adquirir en Farmacia Angulo sin receta médica.

¿Qué tomar para la diarrea en adultos?

Existe una gran variedad de fármacos antiespasmódicos que reducen los síntomas de la diarrea contribuyendo a la recuperación del paciente.

Entre los medicamentos de venta libre puedes conseguir Loperamida, avalado por la FDA. 

En nuestra farmacia puedes conseguir este fármaco en cualquiera de sus presentaciones: comprimidos, cápsulas o gotas.

La Loperamida es absorbida por el tubo digestivo e hígado, aportando alivio en pocas horas.  Su efecto puede tener una duración de 7 a 15 horas aproximadamente. Sin embargo, si tras su consumo aún hay diarrea debes volver a tomar otra dosis. (No se debe superar la dosis de 4 comprimidos por día).

Tenemos varias marcas de loperamida, entre ellas Fortasec Flas, Diarfin, entre otros.

Por otro lado, también se recomienda aumentar el consumo de líquido e incluso consumir suero. En nuestro catálogo puedes encontrar suero en sobres de distintas marcas para restaurar la hidratación.

¿Qué tomar para la diarrea de niños?

Los probióticos son prescritos para pacientes infantiles. En estos casos hay que potenciar alimentos nutritivos que aporten líquido, así como jugos e incluso suero por vía oral.

Aunque existen antidiarreicos pediátricos, no se debe administrar antidiarreicos sin consultar al médico.